martes, 15 de noviembre de 2011

Crónica de La Malcriada en Sunchales






El colectivo llegó justo a tiempo para encontrarnos con las poetas y organizadoras de Poesía elástica Analía Giordanino (Santa Fe) y Carina Radilov (Sunchales). Entre sandwiches gigantes de milanesa y jugo bagio multifrutal hablamos del evento de la noche, de lo que es Poesía elástica, de la casa de fotografía donde luego nos desbarataríamos bailando música valcánica toda la noche y por supuesto de cómo habíamos dormido en el viaje.
En este marco familiar y ameno me entero de que Poesía elástica nace en el 2009 y desde sus inicios propone un encuentro de varieté de poetas: de reciente producción, de mediana y sin publicar, de moda, vueltos del más allá, olvidados, repatriados, santos o malditos (ustéd meta a la malcriada donde le plazca). Poesía elástica hace un recorte en el mapa - ¿la pampa húmeda o seca? ¿el centro-este del país? - para posicionarse en algunas ciudades y repetir el operativo de lectura, intenta probar la resistencia de los lenguajes y las tensiones entre los cuerpos presentes. En esta oportunidad que relato hoy fueron invitados Carlo Schilling, Laura Pratto, Rocío Muñoz y la malcriada que suscribe.
Luego de las milanesas, de los pastelitos y el mate amargo caimos en la famosa casa Bonaudi de fotografía, había que pispear el escenario, los objetos posibles de intervención, la gente linda que nos acompañaría. Fuimos recibidas por Cristian Bonaudi y Mariana, las sonrisas más lindas del mundo. Fotografías antiguas, por todos lados, un sillón desvencijado decadente de malcriada de los años 50, stickers flúor en la entrada junto a estatuas de porcelana y copas antigüas, un verdadero menjunje que guardaba su caos y su orden.
Luego de todos los arreglos fuimos a tomar la cervecita de previa a la casa de la poeta Radilov quien nos insistió que no hablaramos de nada serio, nadie le hizo caso por supuesto hasta que la hora nos apuró a vestirnos, pintarnos, imprimir poemas y todas esas cosas que se hacen en el último segundo para darle un par más de latidos al corazón.
Era de noche cuando llegamos y la casa Bonaudi por segunda vez, ya se respiraba aire de fiesta. El dj valcánico Luis (un tesoro) nos recibió con música tranqui para vinito y pizza mientras veíamos cómo el público iba llegando y acomodándose con su porrón o su vinito por los rincones del primer piso donde leeríamos llenos de luces rojas.
La lectura comenzó con la anfitriona Radilov quien leyó material de su libro Flor del llano republicado por Espiral Calipso este año. Le siguieron Carlos Schilling, Analía Giordanino y Laura Pratto. En las caras de los espectadores se veía algo que hacía mucho no veía, el silencio y el regodeo de saborear cada palabra, golosos de escuchar iban degustando cada lectura. Yo los observaba y me distraía incluso de la lectura de mis compañeros.
La malcriada que les escribe, colita de perro, inició su lectura desde el sillón decadente, con su burbujero en mano llenó de burbujas la lectura antes de encaminarse hacia el escenario decorado con una bola disco de espejos. Leyó el manifiesto que luego sería muy comentado entre los brownies y tortas de la fiesta, poemas del primer vol. y algunas poesías del segundo adelantando lo que se viene este sábado 19 en Rosario...
Finalmente meta fernet y cerveza la noche llegó a la cima de lo imaginable y bailaron, bailaron y bailamos, toda tooooooooooooooda la noche.
La malcriada quiere y necesita agradecer la magia, la palabra y el exceso que fueron brindados a la salud de la palabra.

No se pierdan este sábado 19 a la noche una nueva presentación de La Malcriada en Rosario
Habrá muchas sorpresas...
En Lapacheta Cultural | Sarmiento 1490

No hay comentarios:

Publicar un comentario