martes, 26 de junio de 2012

Bárbaras, salvajes, endiabladas

Bárbaras, salvajes, endiabladas
ruedan por la cuesta de piedritas y arbolones
con patas descalzas y casi desnudas
comen tierra y miran rasgando el aire
se encomiendan a su dios de lo gatiavélico.
No piden ni lloran
desconocen la clemencia.
Armadas de cuchillos desangran el día
y dan luz a la noche en guerra.
Se esconden en una muralla de espuma
y no hay lanza que las atrape o hiera.
Bárbaras, salvajes, endiabladas eran
cuando empezó el caos y terminó el orden,
lo seguirán siendo mientras exista
cualquier vientre abierto.
Les dicen bárbaras
Oh! Eso sí que es bárbaro!

Cantando Reina Rich:

No tan bárbaro, te comen las orejas

...

Y arrancan tus ojos para despojarte de sentidos
uno ruega que tomen su sangre para tributo de los dioses
Eso sí que es bárbaro!

Otra vez cantando Reina Rich:

No tan bárbaro, te dejan sin tu lengua

...

Y la arrancan de cuajo
nada de anestesia ni golpe a la cabeza
todos tus sentidos preparados para su buche salvaje
chuzazo en los labios
eso es bárbaro
sentir que lo absoluto es descarnado
y que el corazón sigue latiendo

Pum, pum, pum y no revienta
pum, pum, pum y estás alerta
para recibir
a esas hembras machas
duras de domar la cacerola
agua hirviendo para sangre cruda
eso es bárbaro
sí es bárbaro
el fuego
y terminamos
con lo primitivo
Un paso a delante
la mujer ya es
la mujer del futuro
erguida
con su Blackberry y su portátil
como le dicen en españa
porque se porta
para todos lados
como ellas
las salvajes
que de un lado pasan a otro
corriendo
o volando
con sus caricias
asalvajadas
y sus
endiablados ojos
hasta la muerte
te siguen
y uno va con ellas
y eso sí
que es bárbaro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario